Fotocélulas para puertas de garaje, cuál instalar? 2

Cuando decidimos instalar en nuestra puerta automática un sensor foto eléctrico o también llamado “fotocélula“, se nos presentan las dudas, ¿qué modelo instalar?, ¿qué tipo?, ¿cuales son los pros y los contras de cada tipo o modelo?…

Funcionamiento:

Básicamente el funcionamiento consiste en formar una barrera de luz infrarroja que protege el paso de los vehículos cuando la puerta se dispone a iniciar el ciclo de cierre, evitando así golpear al vehículo, personas o animales que en ese momento puedan estar situados en la zona de acción.

 

Veamos los diferentes tipos disponibles para instalar en nuestro garaje:

Este tipo de sensores está compuesto por 2 módulos, el emisor y el receptor. El módulo emisor envía constantemente un haz de luz hacia el receptor formando de esta manera la barrera infrarroja.

Ambos módulos precisan de una señal de alimentación eléctrica para su funcionamiento, por lo tanto hay que prever el instalar cables a ambos lados de la puerta, y si tenemos que romper el suelo para pasar el tubo y el cable se nos presenta un inconveniente. Las ventajas que ofrecen es que son menos propensos a fallos debido al polvo, humedad, lluvia y también son más económicos a la hora de sustituirlos.

Sensor tipo emisor-receptor con batería.

Como apunte destacar que hay algunos modelos que disponen de una pequeña batería en el emisor, de esta manera no es necesario pasar cables al otro lado de la puerta. La batería suele durar aproximadamente entre 18 y 24 meses en función de la separación que exista entre ambos módulos, a más separación más potencia consumirá el emisor para mantener la barrera infrarroja de manera óptima.

Este tipo de sensores está formado por un módulo emisor/receptor y un espejo reflector catadióptrico. El módulo emisor/receptor envía un haz de luz constantemente hacia el reflector, y este a su vez devuelve el haz de luz, de esta forma funciona la barrera infrarroja.

En este caso, solo el emisor/receptor necesita alimentación eléctrica, al otro lado de la puerta estaría el reflector sin necesidad de instalar cable. La ventaja es la facilidad y rapidez de instalación de este sensor, por contra indicar que debido a las gotas de agua de la lluvia o el rocío que se depositan en el espejo reflector, pueden provocar el desviamiento del haz de luz provocando un error en la barrera infrarroja, debido a que no devolvería correctamente el haz de luz y el sistema interpretaría que existe un obstáculo cuando no es cierto. Este inconveniente se corrige en gran medida instalando unas viseras protectoras que cubren tanto el reflector como el emisor/receptor ayudando a evitar dicho fallo. También apuntar que son sensores más caros de adquirir.

Ambos tipos de sensores son totalmente compatibles con cualquier modelo de motor o cuadro de control y son aptas para instalar en cualquier tipo de puerta automática. La elección ya depende de cada instalación en concreto y del presupuesto.

Si necesitara consejo sobre qué modelo en particular le puede ser más conveniente, solo tiene que contactar con nosotros y le asesoraremos con la ayuda de nuestra experiencia y conocimiento de toda la gama de sensores disponibles. Puede echar un vistazo a nuestro catálogo en el siguiente enlace:

CATEGORÍA FOTOCÉLULAS

 

Compartir:

2 Comments

  1. Buen tip
    “Ambos tipos de sensores son totalmente compatibles con cualquier modelo de motor o cuadro de control y son aptas para instalar en cualquier tipo de puerta automática. La elección ya depende de cada instalación en concreto y del presupuesto.”

    1. Hola,
      Muchas gracias por tu comentario.
      Ciertamente resuelve muchas dudas a los lectores dicha información.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X